“Donde el ferrocarril se aleja del mar” (1964), de R. B. Kitaj

Ronald B. Kitaj fue un pintor de estilo pop art, de origen estadounidense y nacionalizado británico. Su obra no fue ajena al vino. Esto lo podemos apreciar en “Donde el ferrocarril se aleja del mar”, fechado en 1964.

Alberto Muñoz

Ronald B. Kitaj fue un pintor de estilo pop art, de origen estadounidense y nacionalizado británico. Su obra no fue ajena al vino. Esto lo podemos apreciar en “Donde el ferrocarril se aleja del mar”, fechado en 1964.

kitaj

Ronald B. Kitaj se dedicó al dibujo desde muy pequeño y sus primeros trabajos estuvieron ligados al mundo del mar. La imaginería de Kitaj gira alrededor de las figuras humanas, de sus atuendos, de los objetos que le pertenecen y de los paisajes civilizados que le rodean. Kitaj pertenece al grupo de pintores ingleses que desde Stanley Spencer hasta Lucian Freud, Francis Bacon, David Hockney o John Davies, se han mantenido fieles a la representación figurativa del hombre. De este modo también, debe su fidelidad a la sistemática utilización del retrato.

Las imágenes de Kitaj se reconocen con familiaridad por la trama ideológica que las articula, pero también por el poder pictórico que el propio artista posee. Este poder es el de resolver sus ideas en la pintura con maestría, expresión, e impregnación de color. La inclinación cartelista de sus obras, la síntesis, lo chocante, son algunas de las cartas que juega en sus cuadros.

Observamos en la obra de Kitaj la conjunción de elementos antagónicos para crear debates abstractos a través de escenas intimistas, y reflexionar sobre conflictos colectivos a través de un hombre concreto en un lugar concreto, o de conjuntos insólitos de personajes en actitudes y lugares comunes, componiendo escenas verosímiles cotidianas para revelar su abstrusa meditación. La pintura de Kitaj pertenece a su tiempo, por su dedicación al arte político y sus preocupaciones morales. La historia que describe sucede en el hombre interior, y ésta opera como acontecimiento sobre lo individual, desarrollando una intimidad que adquiere significados amplios hacia concepciones totalizadoras.

Su visita a España, con veinte años, fue uno de los pilares que le ayudaron a desarrollar esa concepción de la pintura. Antes de su visita Kitaj ya había oído hablar sobre La Guerra Civil Española gracias a su madre y sus amistades. «España significaba mucho para mí; su guerra civil contra el fascismo me parecía un hecho tremendamente romántico. […] Me sentía muy emocionado al viajar por esa tierra vencida. El valle del Jarama, Brunete, el Ebro, aquellos lugares que sólo conocía por las fábulas y las canciones de la izquierda, por Woody Guthrie y por Hemingway».

R.B Kitaj dio comienzo a su fascinación por las tierras lejanas y las culturas extranjeras que condicionarían su pintura, cuando en 1949 zarpó como mercante marino. No sólo sus viajes se convirtieron en influencias formativas, pues también el hábito sistemático que adquirió a bordo de ese barco sería lo que tantos elementos aportaría después a su obra.

kitaj

Si te ha gustado la obra, y también te gusta el vino, no pierdas la oportunidad de conocer todas las propuestas del sector en la tienda online de Licores Reyes: https://www.licoresreyes.es/shop


Un artículo de Alberto Muñoz Moral
Responsable de Comunicación de Licores Reyes