“Familia feliz” (1642), de Louis Le Nain

Nació en Laon, alrededor de 1600, y está considerado el mayor de los tres hermanos Le Nain, que, junto con Louis, eran Antoine y Mathieu. La obra de Louis no fue ajena al vino. Esto lo podemos comprobar en “Familia feliz”, fechado en 1642.

Alberto Muñoz

Nació en Laon, alrededor de 1600, y está considerado el mayor de los tres hermanos Le Nain, que, junto con Louis, eran Antoine y Mathieu. La obra de Louis no fue ajena al vino. Esto lo podemos comprobar en “Familia feliz”, fechado en 1642.

PWI90079 The Peasant Family, 1642 (oil on canvas) by Le Nain, Antoine and Louis (d.1648) & Mathieu (1607-77); 61x78 cm; Louvre, Paris, France; Peter Willi; French, out of copyright

De sus estudios sólo sabemos que los tres fueron formados por un «artista extranjero». Ninguna de las obras de la época de Laon ha llegado a nuestros días, pues un gran número se perdieron en 1793, durante el reinado del Terror de la Revolución francesa. Los hermanos se trasladaron a París después de 1629, estableciéndose en el barrio de Saint-Germain-des-Prés, donde abrieron un taller. Este estudio pronto adquirió una sólida reputación, especialmente en el género del retrato, recibiendo un buen número encargos, lo que llevó a los artistas a tomar enseguida aprendices a su cargo. Louis fue admitido en 1629 como maestro en la corporación de pintores de Saint-Germain-des-Prés, y en 1632 le fue encargado el tradicional retrato de grupo de los ocho miembros del municipio, lo que le valió el titulo de pintor de la villa de París. Los tres hermanos fueron testigos de las primeras reuniones de la nueva Real Academia de Pintura y Escultura, en marzo de 1648, siendo admitidos como miembros fundadores. Dos meses después Antonie y Louis murieron y fueron enterrados en la iglesia de Saint Sulpice de París.

La atribución individual de las obras a cada uno de los tres hermanos constituye, a pesar de los múltiples esfuerzos realizados, un gran problema, ya que los pocos cuadros que están firmados llevan tan sólo el apellido, y los que están fechados pertenecen a un periodo, entre 1641-1648, en el que los tres estaban en activo. Tradicionalmente se han atribuido a Antoine cuadros de pequeño formato y retratos, a Louis escenas de campesinos y a Mathieu pinturas históricas y temas religiosos. Las obras que se asocian a Antoine son reducidas, la mayoría sobre cobre, y en ellas se representan grupos de figuras, casi siempre familias burguesas en el entorno de sus hogares, y en algún caso familias de campesinos.

A Louis se le atribuyen normalmente las pinturas más conocidas, una serie de escenas que representan la vida campesina. Estas escenas de género son a menudo muy literales, pero comprensivas; los sujetos nunca resultan grotescos ni se les ridiculiza. Queda por saber, sin embargo, si algunos de los supuestos «campesinos» serían realmente de clase rural, pues muchos parecen ser simples burgueses pasando su tiempo de ocio en el campo.

Las pinturas de Le Nain tuvieron un renacimiento en los años 1840 y, gracias a los esfuerzos de Jules Champfleury, ingresaron en el Louvre en 1848. Champfleury era amigo del pintor realista Gustave Courbet, un teórico del realismo y escritor sobre el arte popular francés. La naturaleza «ingenua» de estas obras, con sus poses estáticas, «extrañas» composiciones y protagonistas campesinos, fueron admiradas y muy bien pudieron haber ejercido cierta influencia en muchos artistas del siglo XIX, especialmente en pintores como Jean-Francois Millet, o el propio Courbet.

Si te ha gustado la obra, visita la tienda online de Licores Reyes y encuentra las mejores propuestas del mundo del vino hoy mismo: https://www.licoresreyes.es/shop


Un artículo de Alberto Muñoz Moral
Responsable de Comunicación de Licores Reyes